La Plaza de las Flores de Cuenca

Hangzhou: Conoce la ciudad China que deslumbró a Marco Polo
julio 23, 2019
Foto: Fernando Diez.
3 Hoteles de lujo en la Patagonia.
agosto 5, 2019

La Plaza de las Flores de Cuenca

3 razones para visitar la Plaza de las Flores.

Entre colores, texturas, fragancias y agüita de pitimás, descubrí al duende que encanta en Cuenca en esta pequeña plazoleta que atesora su espíritu, te cuento por qué.


Conocer una ciudad es mucho más que ver, tomar fotos y pasar. A una ciudad hay que sentirla y para conseguirlo, hay que conectarse con ella. ¿Cómo? Personalmente adoro visitar sus mercado, es ahí en donde literalmente, veo, toco, huelo, pruebo y siento. Aquí, en estos lugares comunes, descubro la esencia de su gente, de sus productos y costumbres.

Así fue como en la Plaza de las Flores, entendí mucho de esta ciudad y del cuencano.
Comprendí su sentido de la estética y cómo logran plasmar, en lo grande y en lo pequeño, una delicada belleza; sentí el respeto a la tradición, me deslumbré con la explosión del color, me emocioné con la sensibilidad por el arte y la artesanía; y me conmoví con la devoción y la amabilidad de su gente; y compartí su alegría.

1. La Plaza de las Flores, el rincón más coqueto y colorido de Cuenca.


En este gracioso rincón de Cuenca se quedó un trocito de mi corazón: La Plaza de las Flores. La amabilidad de sus vendedoras; algunas de ellas cholas cuencanas que visten impecables sus trajes típicos en los que se destaca su colorida falda bordada y el sombrero de paja toquilla por el que se dejan ver las dos trenzas de sus largos cabellos bien atadas.

Todo en esta plaza es una explosión de sensaciones. Colores intensos, variedad de texturas y formas, fragancias que se mezclan en perfecta armonía y belleza.

Entre la variedad de formas, colores y fragancias, que en la Plaza de las Flores de Cuenca logro distinguir; hay lirios, orquídeas, claveles, rosas, varas de San José, girasoles y anturios. Pero mis favoritas son las azucenas. ¿Que por qué? Pues me trae siempre lindos recuerdos de mis días de infancia en Loja, con mi abuela, en agosto, cuando me llevaba a la Catedral; y dejábamos esas flores en el altar de “nuestra pequeña gran ciudadana”, la Virgen del Cisne

2. Entre los más bellos mercados del mundo.

Lo confieso, este pequeño y gracioso mercado de flores al aire libre me cautivó; y a su encanto, también han sucumbido turistas del mundo entero que llegan por aquí.
No por casualidad, que esta colorida y fragante plazoleta, encabeza el top 10 de los mercados de flores al aire libre del mundo. Esto, según un artículo titulado “Outdoor Flower Markets” de la revista internacional National Geographic.

Entre los destinos que esta prestigiosa revista destaca también están: El Marché Aux Fleur, de Francia; el Bloemenmarkt, de los Países Bajos; el Campo Dei Fiore, en Italia; el Adderley Street Flower Marker, de Sudáfrica el Phool Mandi de India y el Pak Khlong Talat, de Tailandia.

La Plaza de las Flores se encuentra junto al Monasterio del Carmen de la Asunción, una de las iglesias más antiguas de la ciudad.

3. Curiosidades: la Agüita de Pitimás.

Si ya están en la Plaza de las Flores, les recomiendo probar y comprar la Agüita de Pitimás.

Para entender de qué se trata esta bebida tradicional. Nuestro guía, Alejandro Espinoza, nos explica que su nombre se deriva de la mezcla del quechua con el español: ¨Piti, quiere decir poco; y más, un complemento. Así, pitimás quiere decir un poco más,¨ dame un poco más de esa agüita¨. Concluye.

Este nombre tan bello corresponde a una bebida que está elaborada por las monjitas del Monasterio del Carmen con más de 50 tipos de flores diferentes. Rica, fresca, aromática y promete que quien la consume tendrá un sinfín de beneficios para su salud y varias propiedades medicinales. No se produce, ni se replica, ni se exporta a ningún otro lugar del Ecuador o del mundo. Así que, si vas a la Plaza de las Flores no dejes de probar, la Agüita de Pitimás.

Ubicación.

Esta pequeña plaza está custodiada por dos templos religiosos. A un costado está la Catedral de la Inmaculada Concepción; y en el otro, el Monasterio del Carmen de la Asunción, una de las iglesias más antiguas de la ciudad. Si la buscas, la encontrarás fácilmente en corazón del centro histórico de la ciudad de Cuenca, en la Calle Sucre y Padre Aguirre.

 

En esta graciosa esquina de flores y colores descubrí el duende que encanta en Cuenca. Te cuento el por qué. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AQUÍ EMPIEZA ESTA HISTORIA
TE INVITO A SEGUIRME EN LAS REDES SOCIALES
Su información nunca será compartida con terceros.
Do you want more traffic?
Dignissim enim porta aliquam nisi pellentesque. Pulvinar rhoncus magnis turpis sit odio pid pulvinar mattis integer aliquam!
  • Goblinus globalus fantumo tubus dia montes
  • Scelerisque cursus dignissim lopatico vutario
  • Montes vutario lacus quis preambul den lacus
  • Leftomato denitro oculus softam lorum quis
  • Spiratio dodenus christmas gulleria tix digit
  • Dualo fitemus lacus quis preambul pat turtulis
  • Scelerisque cursus dignissim lopatico vutario
  • Montes vutario lacus quis preambul den lacus
SUBSCRIBE TO OUR NEWSLETTER AND START INCREASING YOUR PROFITS NOW!
* we never share your e-mail with third parties.