Civita di Bagnoregio, Italia.

El mural de los poblanos
Imperdible: los sabores de Puebla.
septiembre 14, 2019
Cimarrones, diseño de Edisson Guacollante. Ecuador . Vía Mía Blog
Cimarrones: Ecos de su legado.
octubre 8, 2019
Civita Bagnoregio. Italia. Foto Canva. Vía Mía Blog.

Se resiste a un final


Este hermoso enclave es una joya italiana pulida por la guerra, los milagros y la geología. Es tan antigua que sus inicios se remontan a 2.500 años atrás, siendo los etruscos sus fundadores y primeros habitantes. Atravesar sus murallas es un viaje en el tiempo. Bienvenidos a Civita di Bagnoregio.





La ciudad moribunda”


En el verano, rodeada de un oasis verde, esta ciudad aparece como un espejismo. Lejana, casi inaccesible y mística, Civita di Bagnoregio se levanta entre peñascos y acantilados. El Río Chiaro y el Río Torbido, rodean y protegen a este encantador enclave. Su estratégica posición se debe a su cercanía con la desembocadura del río Tíber, que durante siglos fue la vía fluvial, comercial y de comunicación más importante la región.

Pero la estrategia no pudo contra uno de sus peores enemigos, proveniente de su propias filas: su tierra. Las condiciones geológicas están marcadas por una constante erosión causada tanto los dos ríos, la lluvia, el viento y la piedra alcaliza; sumándose a ellos devastadores terremotos. Lenta e inevitablemente, Civita se está desmoronando, por esta razón el escritor italiano Bonaventura Tecchi la describió como "la ciudad que muere" o “La ciudad moribunda”.

Gracias a sus pobladores Civita de Bagnoregio, busca resistir a este triste designio, y ha optado por varias medidas: Enfocarse en el turismo responsable y amante del arte y la cultura, además, dese este año sus residentes trabajan para que sea el primer lugar de Italia libre de plásticos.



¿Qué ver?



Al llegar cruzarás su única puerta de acceso hacia el centro de la ciudad, por la estrecha vía Santa María que te lleva directo a la plaza principal. Seguro la iglesia de estilo románico de San Donato, se robará tu atención. Fíjate en la historia de Santa Victoria y en obras como el crucifijo que data del siglo XV de la escuela de Donatello y un fresco de la escuela de Perugino.


Si estás cansado, con hambre y quieres recobrar fuerzas hazlo en cualquiera de los pintorescos restaurantes, bares o tratorías que ofrecen sus servicios a lo largo de la calle principal. Si te gusta el aceite de oliva, pide una Foccacia o un panini y si tu apetito lo demanda ve por unos raviolis de ricotta y espinacas o a un cordero al horno, la porchetta y deléitate con la variedad de quesos y el vino de la casa. Luego continúa. No dejes de visitar el Museo Antica Civitas o la gruta de San Bonaventura, una antigua tumba que lleva el nombre del biógrafo de San Francisco de Asís.

Cuenta que durante una estadía del Santo de Asís en Civita, el joven Giovanni de Fidanza se salvó de la muerte gracias a su divina intervención. Años más tarde, Giovanni se convirtió en Fraile Buenaventura de Bagnoregio.




Érase una vez


Te sugiero que te pierdas por sus callejones e imagines a personajes medievales subiendo por los estrechos escalones y asomándose por graciosos balcones. No por casualidad este lugar ha sido escenario de algunas películas que si aún no las has visto, es hora de que lo hagas: En 1970 aquí se rodó la película Protesta general protagonizado por los íconos del cine itailano Alberto Sordi y Vittorio Gassman. En 2009, Alberto Sironi llevó al cine el cuento del niño de madera más adorado del mundo, Pinocchio o Pinocho, aquí encontrarás la gruta con los utensilios que utilizó Gepetto para darle vida al pequeño trozo de madera.



¿Cómo llegar?



Si sálese en auto desde Roma debes tomar la autopista A1 en dirección a Orvieto y recorrer 120km aproximadamente. Bagnoregio está a mitad de camino entre Orvieto y el lago de Bolsena. Hay parqueadero disponible.

Si decides viajar en tren debes llegar hasta las estaciones de Orvieto o Viterbo. Luego, tomar un autobús que te dejará muy cerca.

Para lograr entrar a su tiempo, a sus murallas e historias sólo se puede hacerlo a pie, atravesando un moderno y largo puente de cemento armado suspendido a 200 metros de altura.

El costo: 5 euros los fines de semana y 3 euros entre semana, este dinero es recaudado para la conservación del patrimonio cultural.

Toda una aventura que es recompensada por una vista fantástica. Te recomiendo que te detengas, a pesar del calor o el frío, saques tu cámara de foto y gires sobre tu propio eje para dejarte embriagar por la natural belleza de esta reliquia italiana.

Este hermoso enclave es una joya italiana pulida por la guerra, los milagros y la geología. Es tan antigua que sus inicios se remontan a 2.500 años atrás, siendo los etruscos sus fundadores y primeros habitantes. Atravesar sus murallas es un viaje en el tiempo. Bienvenidos a Civita di Bagnoregio.

2 Comments

  1. Amaya Navarrete dice:

    Qué interesante. Me encantó conocer este lugar. Gracias por enseñarme 🙌🏻😍🙌🏻

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AQUÍ EMPIEZA ESTA HISTORIA
TE INVITO A SEGUIRME EN LAS REDES SOCIALES
Su información nunca será compartida con terceros.
Do you want more traffic?
Dignissim enim porta aliquam nisi pellentesque. Pulvinar rhoncus magnis turpis sit odio pid pulvinar mattis integer aliquam!
  • Goblinus globalus fantumo tubus dia montes
  • Scelerisque cursus dignissim lopatico vutario
  • Montes vutario lacus quis preambul den lacus
  • Leftomato denitro oculus softam lorum quis
  • Spiratio dodenus christmas gulleria tix digit
  • Dualo fitemus lacus quis preambul pat turtulis
  • Scelerisque cursus dignissim lopatico vutario
  • Montes vutario lacus quis preambul den lacus
SUBSCRIBE TO OUR NEWSLETTER AND START INCREASING YOUR PROFITS NOW!
* we never share your e-mail with third parties.